Bosque Brumoso

La naturaleza contiene los elementos, en color y en forma, de todas las imágenes, así como un teclado contiene las notas de toda la música.

Pero el artista nace para escoger y agrupar con erudición estos elementos de modo que el resultado sea hermoso, como el músico recoge sus notas y forma sus acordes hasta que extrae del caos una gloriosa armonía.

Decirle al pintor que la naturaleza debe ser tomada tal como es, es como decir al músico que solo puede sentarse en el piano. Que la naturaleza siempre tiene razón es una afirmación, desde el punto de vista artístico, falsa. La naturaleza es muy rara vez justa hasta tal punto, incluso, que casi se podría decir que la naturaleza suele estar siempre equivocada: es decir, la condición real de los elementos que contienen la perfección de una armonía digna de un cuadro es rara y no común en absoluto.

(James McNeill Whistler)

Carlos Ashton, Quito 1954
Óleo sobre Lienzo
Medidas: 70cm x 120cm
$10.080